Nos escriben ...
 

Católica fiel a la iglesia, enojada.

 

Fecha: jueves, 30 de Noviembre de 2004 2:39

De: "Clarisa xxxxx" <clarisaxxx@hotmail.com>

Para: <webmaster@conocereislaverdad.org>

Asunto: opinión

 

SR.Daniel:

Soy una catolica fiel a mi iglesia y a mi Señor.

La verdad su sitio es una ofensa para cualquier persona, lo único que destila es odio, se puede ver claramente la intención de quien esta detras (el de la colita) el confundir a los seguidores de Cristo, y ciertamente ha conseguido bastante porque usted si que esta bien confundido. Estoy segura que Jesus, con su gran amor no hubiera publicado las cartas del sacerdote, ni se hubiera burlado publicamente de nadie. Claramente  usted es un ejemplo de como NO se debe actuar.

Igualmente desde ahora voy a orar por usted, para que Dios le quite la venda de sus ojos y con todo el amor que jesucristo mismo me enseña dire a mi Dios "PERDONALOS, SEÑOR, NO SABEN LO QUE HACEN".

Ojala y pronto vea con claridad. Que el Señor lo bendiga abundantemente y que la Virgencita Maria lo cubra con su manto protector.

Clarisa.

 


 

Respuesta de Daniel Sapia

 

Fecha: miércoles, 1 de diciembre de 2004 21:04

Para: <webmaster@conocereislaverdad.org>

De: "Clarisa xxxxx" <clarisaxxx@hotmail.com>

Asunto: Re: opinión

Clarisa, paz de Dios en tu vida. Muchas gracias por escribirme, y compartirme tus opiniones, aunque en su mayoría no esté de acuerdo con ellas. No es raro que se intente desacreditar al mensajero cuando uno no desea saber de cosas contrarias a lo que SE DESEA creer. 

Veo como una exageración el decir que mi sitio es “una ofensa para cualquier persona” y que “destilo odio”... Entiendo que tu necesidad de desahogo pueda llevarte a decir estas cosas. Y si bien no me creo perfecto, dedico mucha atención a la manera en que manifiesto lo que creo. 

El sugerir que detrás de mi trabajo está “el de la colita” merecería al menos un mínimo argumento de demostración. Porque sino sólo se convierte en una acusación hueca, típica de aquellas personas con pocas razones pero mucho fanatismo. Una acusación de tamaño calibre merece exponer razones, para que la opinión tenga un mínimo de seriedad. ¿No crees? 

Además no deja de ser curioso el que alguien suponga que “el de la colita” trabaje precisamente para exaltar a Cristo por sobre fábulas de hombres, tradiciones incomprobables, catecismos tendenciosos, declaraciones infalibles y pseudos “vicarios de Cristo”... 

Si estoy confundido como dices, estimada Clarisa, te ruego me expongas el error, sustentándote con lo registrado en la Biblia. La Biblia dice que quien sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado (Santiago 4:17). No permitas, entonces, que yo permanezca en el error. Demuéstrame mi error. Predícame al Cristo que, según tu opinión, yo no predico. 

Me sorprende sobremanera tu expresión respecto a que me “he burlado” de alguien. Lejos de mi esa intención, y estoy prácticamente seguro de no haberlo hecho jamás, pues lo que está en juego es algo muy valioso como para simplemente dedicarme a “burlar a la gente”. Y respecto a los dichos del sacerdote, jamás revelé su nombre, ni siquiera cuando él mismo, ya fastidiado, me pidió que lo hiciera. Ni mucho menos me burlé de él. LO CIERTO, LO MUY CIERTO, es que el sacerdote tuvo una actitud que seguramente en público cuida de tener, ocupándose en mostrar otra imagen. Y claro que es desagradable quedar expuesto. También fue desagradable para mi el ser maltratado por sus prejuiciosas expresiones. Es razonable que ahora, empezando por él, muchos deseen TAPAR lo sucedido. Y esto no es raro, ya que es una típica actitud, incluso, de los líderes de la Institución que defienden. Lamento decirlo así, pero la realidad habla por si misma. 

Jamás he pretendido ser ejemplo para nadie. Cada uno actúe como lo dicta su corazón, y la luz espiritual que le ha tocado recibir. Todos daremos cuentas ante Dios, cuando llegue el momento. Allí se acabarán las palabras, las intenciones y las excusas. Y en este sentido, cada uno recibirá lo que corresponda, de manos del Justo Juez. Y si bien no soy perfecto, como dije, pues, en paz está mi corazón. 

Por supuesto agradezco tus oraciones. Estoy convencido que si son verdaderamente honestas y para bendecirme, el Señor las adecuará y transformará conforme a mis necesidades y las derramará en mi vida. De la misma manera intercedo por tu preciada vida, para que tus ojos espirituales sean abiertos y puedas ver muchas cosas que hoy no percibes. Para tu bendición, y para la gloria de Dios.

Para finalizar, recibo tus buenos deseos. No obstante quiero hacerte una aclaración. La bienaventurada María, madre de Jesús, nunca se convirtió en Diosa. Con lo cual es imposible que ella “me cubra con ningún manto”, pues sólo Dios es omnipresente. Conforme a lo que la Biblia enseña, yo he colocado mi vida bajo la protección de Dios. Y no sólo mi vida terrenal, sino la espiritual eterna. Estoy completo en Cristo. No necesito de nada ni de nadie más, pues Cristo pagó por mi, y a Él se dirigen mis ojos, mi corazón y mi vida entera. Es por eso que me gozo en poder predicar el Evangelio a mis amados Católicos, aún a pesar de recibir ofensas y calumnias, como por ejemplo el que me digan que mi trabajo lo comanda “el de la colita”. Si por causa de Cristo soy calumniado, por Él soy exaltado. Sea Su nombre bendito por los siglos...

Yo intercedo por tu vida, y declaro en ella bendición espiritual en Cristo, hasta que sobreabunde.

Si consideras que en algo puedo serte de utilidad, no dudes en escribirme.
Quedo a tus fraternales órdenes. 

Dios te bendiga y te guarde siempre.
En el amor de Cristo

Daniel Sapia
webmaster

www.conocereislaverdad.org

ÍNDICE "Nos Escriben..."

Daniel Sapia - "Conoceréis la Verdad"

Apologética Cristiana - ® desde Junio 2000

www.conocereislaverdad.org