Nos escriben ...
 

Católica de Panamá

Se ha recibido este email de la Sra. Gloria de Panamá, apoyando el escrito (crítico) redactado por Jesús Hernández (católico) en respuesta al artículo "La Angustia de la Salvación Católica" publicado en este sitio web. El mismo fue remitido simultáneamente al Ricardo Vecco, a Jesús Hernández y a la cuenta oficial de este sitio web (con evidente sentido de notificación).

De: "Gloria G. de R." <luedro@xxxxxxxxx.net>

Para: <conocereislaverdad@ciudad.com.ar; ricardo vecco; jesús hernandez>

Asunto: RE: La angustia de la salvación católica

Fecha: Jueves, 10 de Marzo de 2005 14:11

Juan, he leido detenidamente tu comentario que me ha enviado Ricardo Vecco sobre la angustia de la salvación católica, definitivamente nuestro común amigo Daniel me hace gracia, cuando habla que la Iglesia católica amarra a los católicos con la confesión, cuando los expertos en manipulación con sus fieles son ellos. los pobrecillos no piensan.. sólo lo que diga el pastor es lo que hacen.  Si hay algo maravilloso en el catolicismo es que podemos asistir a la Iglesia que mejor nos parezca, cuando nos parezca y nadie nos cuestiona. No así ellos... te lo digo con conocimiento de causa; pobre del fiel evangélico que vaya a dar su diezmo en templo ajeno... las consecuencias son terribles y eso en todos lados, no sólo en mi país. 

Hace unos días mi hermana que trabaja en una oficina pública me comentaba sobre la señora que hacía el aseo en su oficina, una pobrecita señora de lo más humilde, le comentaba a mi hermana que ella le había ofrecido al Señor que si conseguía trabajo ella le ofrecería su primer sueldo a Dios. Efectivamente consiguió un empleo y la señora cumplió su promesa; su primer sueldo fue entregado a Dios.  Mi hermana me lo contaba estando ella presente, entonces me causó curiosidad y le pedí que me la pusiera al teléfono y yo le pregunté entonces cómo hizo para dar su primer sueldo a Dios... ella me contestó que se lo dió al pastor de su iglesia, y yo le pregunté que por qué no se lo dió a una persona pobre, humilde, una vecina suya por ejemplo, entonces ella me contestó con el pasaje evangélico de la señora que todo lo que tenía fue lo que dió y a los ojos de Dios fue la que más dio.  Eso no me cabe la menor duda, lo que me escandalizó fue que un pastor cristiano tuviese la desfachatez de quitarle a una pobre mujer su sueldo para el disfrutarlo a sus anchas, como lo suelen hacer. Porque viven como reyes. 

En mi país el que se mete a evangélico lo primerito que debe hacer es dar el diezmo, so pena de perder tu alma e irte a los mismos infiernos.  ¿de qué habla el hermano Sapia?  Si ellos aterrorizan a los fieles de verdad... y encima andan por el camino equivocado. Los evangélicos se pelean los fieles, especialmente cuando tienen mucho dinero... casos conocidos; el cantante venezolano El Puma, se tuvo que salir de evangélico porque le querían sacar la vida. Igualmente en Panamá el jugador de pelota Mariano Rivera, jugador de béisbol en las grandes ligas estadounidense, estuvo hace poco en Panamá y dos pastores evangélicos se liaron a puño limpio peleándose el diezmo... ¡Qué verguenza!!!  Pero Sapia dice: esa no es mi iglesia, yo no pertenezco a ninguna iglesia... sólo Dios y Yo... jajaja  Todo lo acomoda a su conveniencia.  Lo veo muy mal cuando tenga que rendir cuentas al Señor.  

Hace unos meses un pastor evangélico invitó a un grupo de médicos a una reunión, entre ellos a mi esposo. Le ofrecieron un paquete de personas que ellos estimaban de medio millón de evangélicos (de salida estaban mintiendo, pues Panamá no tiene ni tres millones de habitantes  en todo el pais y en la capital no llegamos al millón, y por supuesto ellos son una minoría reducida) Ofreecían ellos que ponían a la disposición de los médicos medio millón de fieles, ellos  enviarían a los fieles, no porque se sintieran mal, sino a verse con los médicos rutinariamente. Ellos estaban negociando como hacen las compañías de seguro, que ofrece un grupo grande  de pacientes y el médico da sus servicios médicos pero cobrando menos la consulta o las operaciones. Ellos pedían igual, dos diferencias sólo; los pacientes irían sin estar enfermos y el médico tendría que pagar al pastor la pequeña suma de $500.00 dólares por mes, cada médico, por la sola generosidad de éste de conseguirles pacientes ... ¿qué les parece?  Negocio redondo. eh? 

Por supuesto el pastor al menos con este grupo, se quedó con las ganas de conseguir dinero fácil...  Lo único que esto demuestra es que ellos manipulan a sus fieles y he allí el por qué ese ataque furibundo contra los católicos; es el vil dinero, Ese vil dinero que identificó nuestro Señor cuando dijo "nadie puede sevir a dos señores.... porque odiará a uno y amará a otro"   Si estos señores ya se desidieron por el vil dinero  ¿en qué partido están?  ¿a quién sirven?  Que se preparen pues.... 

Un abrazo hermanos y los felicito a los dos, por el fuego del Espíritu Santo que les envuelve el corazón para defender nuestra fe y nuestra Iglesia, la que tiene la verdadera salvación

Un abrazo
Gloria
desde Panamá


 

Respuesta de Daniel Sapia

 

Para: <conocereislaverdad@ciudad.com.ar>
De: "Gloria G. de R." <luedro@xxxxxxxxx.net>

Asunto: RE: La angustia de la salvación católica

Fecha: Lunes, 21 de Marzo de 2005 23:01

Estimada Gloria, paz de Dios en su vida. Espero que sus cosas estén bien, bajo las bendiciones del Señor. 

Le agradezco por enviarme copia de sus comentarios, surgidos a causa de mi artículo publicado en “Conoceréis la Verdad” titulado La Angustia de la Salvación Católica. Estoy convencido que siempre existe bendición y edificación en todo intercambio de ideas y opiniones, estemos de acuerdo o en desacuerdo con ellas. Nos permite pensar, evaluar, sopesar, ofreciéndonos la posibilidad de poder obtener una conclusión personal sobre el particular. 

También quiero pedirle disculpas por la demora en escribirle. Sucede que estuve con bastante carga de trabajo, entre otras cosas escribiendo la respuesta sistemática a los comentarios del Sr. Jesús Hernández sobre el artículo citado. 

Respecto a lo que Ud. manifiesta a Jesús Hernández (no Juan) y sintiéndome no sólo aludido sino nombrado dentro de sus dichos, me place acercarle unos breves comentarios al respecto. 

1. En principio no dudo que las razones que la movieron a expresarse como lo hizo responde a su honesto anhelo de defender a su Institución religiosa, la Iglesia Católica Apostólica Romana. 

2. A ese anhelo vehemente de defensa es que adjudico alguna de sus expresiones,  por ejemplo generalizando de manera poco prudente sobre un tema que evidentemente desconoce (con esos alcances). No dudo que pueda haber tenido conocimiento de alguna circunstancia poco feliz para el caro y verdadero espíritu Cristiano Evangélico, circunstancia de la cual su responsable dará debida cuenta ante el Señor. Pero ello no otorga derecho alguno a suponer que tales cosas suceden “..en todos lados, no sólo en mi país”. Lejos está de ser cierto. 

3. Usted dijo: “...cómo hizo para dar su primer sueldo a Dios... ella me contestó que se lo dió al pastor de su iglesia, y yo le pregunté que por qué no se lo dió a una persona pobre, humilde, una vecina suya por ejemplo, entonces ella me contestó con el pasaje evangélico de la señora que todo lo que tenía fue lo que dió y a los ojos de Dios fue la que más dio.  Eso no me cabe la menor duda, lo que me escandalizó fue que un pastor cristiano tuviese la desfachatez de quitarle a una pobre mujer su sueldo para el disfrutarlo a sus anchas, como lo suelen hacer. Porque viven como reyes.” 

Gloria, usted se “escandaliza” de cosas que no lo merecen. No es raro que en algunas congregaciones o iglesias locales sea el mismo pastor quien administre los recursos, cosa que bíblicamente no está mal, ya que el mismo apóstol Pablo enseña que para cuidar de la casa de Dios el “episcopoi” debe saber gobernar su propia casa (1 Timoteo 3:1-5), funciones entre las cuales perfectamente se encuentra la de administrar los recursos, con sabiduría y temor de Dios. De los posibles desmanes darán cuenta ante el Justo Juez, llegado el día. Y no quisiera estar en los zapatos del desdichado. 

Respecto al episodio que “la escandaliza”, esta Hermana entregó su ofrenda para que sea utilizada en la continuación de la Obra de Dios en la tierra, para la expansión de Su Reino. Lo que cada pastor luego realice con el dinero recibido es algo de lo que DARA CUENTAS ante el Señor, a su debido momento. Su comentario “..para disfrutarlo a sus anchas, como suelen hacer” no merece mayor atención a causa del espíritu con que lo dice. Sólo el mencionar que esta nueva imprudente generalización evidentemente responde a un reflejo de algún resentimiento que porta, alentado por sus prejuicios sobre el particular. 

Además, note usted algo importante: dice que “no le cabe la menor duda” respecto al buen obrar de la señora que, según Lucas 21:1-4, “ofrendó todo lo que tenía”. Pues, note que esta señora no hizo como usted sugiere, a saber, darle el dinero “a sus pobres y humildes vecinos”, sino que lo puso como ofrenda en el “arca de las ofrendas”, que luego alguien debería administrar. Con lo cual, la acción implícita de la señora (compañera de su hermana) no fue errada, no obstante para usted la causa de “escándalo” es lo que meramente supone que el pastor hará con el dinero... 

Y si hablamos de quien a costa de la fe de la gente vive literalmente como un rey, nada más apropiado que aquél que, dándose a conocer como “Vicario (sustituto) de Cristo”, vive precisamente en un palacio, con la pompa digna de los otrora Emperadores paganos, de quienes no es casualidad que precisamente reciba el nombre (título) de “Pontifex Maximus”. 

4. Usted dijo: “En mi país el que se mete a evangélico lo primerito que debe hacer es dar el diezmo, so pena de perder tu alma e irte a los mismos infiernos.”

Habría que ver que clase de “Evangélico” se trata, que cree en la salvación “por obras” como podría ser el acto de diezmar, cuando uno de los pilares de la Reforma Protestante, por la cual miles dieron su vida a manos de la prepotencia e intolerancia religiosa, fue justamente el “Sola FIDE” (Sola Fe). Una vez más, vuelve usted a generalizar de manera poco prudente. 

5. Usted dijo: “¿de qué habla el hermano Sapia?”

Pues, hablo de lo que Jesús Hernández se ocupó pero no pudo demostrar error, y usted ni se ocupó de ello, ya que lejos estuvo de debatir doctrina, sino se dedicó a resaltar actitudes privadas y personales, generalizándolas ,además, de manera poco criteriosa... Imagínese usted, si como respuesta mía a sus afirmaciones, me dedicara a recitarle los numerosos casos de desmanes, delitos y hasta aberraciones realizados por los ministros ordenados de su Iglesia católica... Sería algo de nunca acabar. Pero no lo hago, porque sería entrar en un terreno estéril, inútil e inadecuado, además de innecesario, que solo conllevaría a desviar el tema de “La Angustia de la Salvación Católica”.. 

6. Usted dijo: “Pero Sapia dice: esa no es mi iglesia, yo no pertenezco a ninguna iglesia... sólo Dios y Yo... jajaja  Todo lo acomoda a su conveniencia.  Lo veo muy mal cuando tenga que rendir cuentas al Señor”

No solo generaliza de manera inadecuada, sino que además pone en mi boca cosas que nunca dije. Jamás he dicho que “no pertenezco a ninguna Iglesia”, pues, por la gracia de Dios, me considero miembro de la Iglesia de Cristo. Desconozco la razón de su carcajada, y si verdaderamente acomodo a mi conveniencia -o no-, es algo que al menos en su escrito no ha podido demostrar.

Por lo demás, en paz estoy para cuando llegue el momento de rendir cuentas de los Talentos que el Señor me ha confiado, y si los callé o los publiqué. 

7. Usted dijo: “Lo único que esto demuestra es que ellos manipulan a sus fieles y he allí el por qué ese ataque furibundo contra los católicos; es el vil dinero..”

Yo creo que lo único que ha quedado demostrado es que, a falta de argumentos que demuestren “el error” en mi el artículo, usted sólo desplegó un cúmulo de suposiciones e inadecuadas generalizaciones. Lejos está esto de ser un “ataque contra los católicos”, como afirma, sino precisamente una exhortación a que conozcan ciertos “reales riesgos” y circunstancias de la doctrina sobre la cual depositan su salud espiritual eterna (nada menos). 

8. Usted dijo: “Un abrazo hermanos [saluda a R.Vecco y J.Hernández] y los felicito a los dos, por el fuego del Espíritu Santo que les envuelve el corazón para defender nuestra fe y nuestra Iglesia, la que tiene la verdadera salvación.”

La Salvación está en Cristo y no en Instituciones de hombres (Juan 3:18, Juan 14:6, 1 Juan 5:12, y muchos otros..). Esto es básico en el Plan de Dios y en el Evangelio de Cristo, que Sus discípulos predican. 

Gloria, nada de lo dicho pretendió serle ofensivo o agresivo. Si así resultó le ruego me disculpe. El Cristiano predica a Cristo para ganar almas, no disputas personales. Si considera que en algo puedo serle de utilidad, no dude en escribirme. Quedo a sus fraternales órdenes.

Dios le bendiga y le guarde en todos sus caminos.

En el amor de Cristo 

Daniel Sapia
webmaster

ÍNDICE "Nos Escriben..."

Daniel Sapia - "Conoceréis la Verdad"

Apologética Cristiana - ® desde Junio 2000

www.conocereislaverdad.org