Nos escriben ...
 

Carta de "Católica Honesta"

 

De: "REGORH" <xxxxx@vodafone.es>

Para: <conocereislaverdad@ciudad.com.ar>

Asunto: Honesta Católica

Fecha: miércoles, 15 de octubre de 2003 18:16

 

Verdaderamente tengo que dar mi más sincera enhorabuena a Daniel Sapia por lo artículos colgados en la red en lo concerniente a la figura del Papa como Vicario de Dios. No creí jamás que nadie se tomara tantas molestias en atacar tanto  la figura del Papa.

Gracias a Dios, que nos hizo libres ( en eso estarás de acuerdo), podemos elegir, sin ser coaccionados ni atosigados, nuestras creencias, y de que manera queremos vivir nuestra fe.

Gracias a Dios, que nos hizo irrepetibles, cada uno pensamos de una manera diferente, y tenemos una relación única con Él, que ni tú, ni yo, ni nadie vamos a cambiar.

Gracias a Dios, tengo una familia que me quiere, me escucha, y sobre todo me respeta, y jamás jamás jamás me ha engañado para hacerme creer una cosa. Te digo todo esto, porque me parece loable tu cambio, y que vieses la
luz o como dices "conocieras la verdad", pero es tú verdad, no la VERDAD con mayúsculas como así lo haces ver en tu página.

Posiblemente sea tu intención, o me equivoque quizás, que abran tu página muchas personas, jóvenes sobretodo, ya me dirá con el lema tan sugerente de: CONOCERÁS LA VERDAD. Es un lema muy sugerente para personas débiles en la fe, y no es más que un engañó. Admiro sinceramente tu dedicación a leer Encíclicas, Dogmas, Catecismos etc.., pero por favor no interpretes lo que quieras, o sí lo haces meditalo en silencio, o ves de frente. Abre tu página
con "IGLESIA EVANGÉLICA" eso es honesto, aunque creas lo contrario no sólo somos honestos los católicos, tú también puedes serlo.

Soy como has podido suponer católica, y las puertas de la Iglesia están abiertas para todos el que quiera entrar, sin empujar a nadie, sin obligar, sin engañar, al menos esa es la iglesia que gracias a Dios, conozco.

Gracias por darme la oportunidad de dirigirme a tí, y gracias por tus escritos, que me han servido para reafirmar más mi fe y reafirmar mi compromiso con la Iglesia Católica.

anónimo

 


 

De: "Conoceréis la Verdad" <conocereislaverdad@ciudad.com.ar>

Para: "REGORH" <xxxxx@vodafone.es>

Asunto: Re: Honesta Católica

Fecha: miércoles, 15 de octubre de 2003 19:11


Hola, paz de Dios.! (lástima no poder llamarte por tu nombre...)

Muchas gracias por escribirme y por compartirme tus opiniones. En este momento estoy saliendo con mi hija hacia nuestra iglesia, para celebrar culto de alabanza y adoración a nuestro Dios. Prometo en breve enviarte mis comentarios.

Dios te bendiga y te guarde en Cristo.

Daniel Sapia
webmaster

 

De: "Conoceréis la Verdad" <conocereislaverdad@ciudad.com.ar>

Para: "REGORH" <xxxxx@vodafone.es>

Asunto: Re: Honesta Católica

Fecha: miércoles, 15 de octubre de 2003 22:39

 

Estimada amiga, paz de Dios.

Ahora si, con un poquito más de tiempo responderé brevemente a tu mensaje. Gracias por escribirme. Espero que tus cosas estén bien, bajo las bendiciones del Señor. Permíteme hacerte mi comentario, citando previamente tus palabras..

 

1. Verdaderamente tengo que dar mi más sincera enhorabuena a Daniel Sapia por lo artículos colgados en la red en lo concerniente a la figura del Papa como Vicario de Dios. No creí jamás que nadie se tomara tantas molestias en atacar tanto  la figura del Papa.

Bueno, en principio me ha llamado la atención la frase con la que abres tu carta. De ninguna manera mi intención es "atacar" al Papa. Existe detrás de mis artículos un propósito mucho más bendito y más edificante que la mera contienda, y es el dar a los honestos fieles católicos argumentos para que reflexionen acerca del evangelio que la Iglesia enseña, que más que basado en la Palabra de Dios (Las Sagradas Escrituras) lo está en tradiciones incomprobables y dichos de hombres autodenominados infalibles. ¿Será esa la Voluntad de Dios, realmente? Cotejémoslo. Simplemente eso. Entiendo tu gran amor por la Santa Madre Iglesia y por su Pontífice, al punto de aceptar ciegamente lo que ella diga, pero... si consideras que yo estoy en un error, no permitas que continúe en él. Con la Biblia en la mano, por favor demuéstramelo.

 

2. Gracias a Dios, que nos hizo libres (en eso estarás de acuerdo), podemos elegir, sin ser coaccionados ni atosigados, nuestras creencias, y de que manera queremos vivir nuestra fe.

Gracias a Dios que podemos elegir. Pero la Fe viene por el oír, y el oír por la Palabra de Dios (Romanos 10:17) y... ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? (Romanos 10:14). Podemos elegir, pero sólo eso no es lo que cuenta. Lo que cuenta es elegir lo correcto, según la Voluntad de Dios. Y esto no necesita de ser elegido por medio de coacciones o prepotencias. Cuando nuestros ojos espirituales son abiertos, solos corremos a la luz. Podemos vivir la fe que queramos, pero si no es la que Dios indica, sólo será camino de muerte.

 

3. Gracias a Dios, tengo una familia que me quiere, me escucha, y sobre todo me respeta, y jamás jamás jamás me ha engañado para hacerme creer una cosa.

No creo haberlo hecho tampoco. No lo tomes a mal, pero más bien creo que es una manera de escudarte para no ver cosas que no deseas ver.

 

4. Te digo todo esto, porque me parece loable tu cambio, y que vieses la luz o como dices "conocieras la verdad", pero es tú verdad, no la VERDAD con mayúsculas como así lo haces ver en tu página.

Tu observación es muy válida. Tomemos la Biblia y comprobémoslo.

 

5. Posiblemente sea tu intención, o me equivoque quizás, que abran tu página muchas personas, jóvenes sobretodo, ya me dirá con el lema tan sugerente de: CONOCERÁS LA VERDAD. Es un lema muy sugerente para personas débiles en la fe, y no es más que un engaño.

Como dije antes: demuéstramelo entonces. No permitas que siga en él.

 

6. Admiro sinceramente tu dedicación a leer Encíclicas, Dogmas, Catecismos etc.., pero por favor no interpretes lo que quieras, o sí lo haces meditalo en silencio, o ves de frente. Abre tu página con "IGLESIA EVANGÉLICA" eso es honesto, aunque creas lo contrario no sólo somos honestos los católicos, tú también puedes serlo.

Estimada amiga, no eres original al intentar desacreditar mi exposición sin siquiera colocar una sola línea demostrándolo. Entiendo que puede ser una elegante manera de evadir la circunstancia, catalogando lo expuesto como "engaño". Créeme que TODO lo que expongo lo hago consciente de mi compromiso honesto con predicar a Cristo. Y en ese sentido EL ES MI JUEZ. Él conoce las profundas intenciones de mi corazón, y a Su justicia no temo someterme. Gloria a Su santo nombre.

 

7. Soy como has podido suponer católica, y las puertas de la Iglesia están abiertas para todos el que quiera entrar, sin empujar a nadie, sin obligar, sin engañar, al menos esa es la iglesia que gracias a Dios, conozco.

Pues, en mi caso personal nadie me preguntó si deseaba ingresar. Cuando yo tenía pocos días de vida mis padres me hicieron participar del rito del bautismo por aspersión. A ellos les dijeron que al practicarlo yo pasaba a formar parte de la Iglesia de Cristo, era purificado de mis pecados y se efectuaba en mí el nuevo nacimiento en el Espíritu Santo (CATIC 1262)... y la Biblia no sólo no dice eso, sino que claramente expresa que ambas cosas suceden luego de CREER, algo imposible para un niño de pocos días. Pues... ¿cómo le llamamos a eso?

 

8. Gracias por darme la oportunidad de dirigirme a tí, y gracias por tus escritos, que me han servido para reafirmar más mi fe y reafirmar mi compromiso con la Iglesia Católica.

Querida amiga, nuestro compromiso no debe ser con ninguna Iglesia, ni católica, ni ortodoxa, ni bautista, ni presbiteriana, ni anglicana. Nuestro compromiso debe ser con Jesucristo, porque SOLO EL es el Camino, SOLO EL nos liberta, SOLO EL nos hace libres, SOLO EL es nuestro Mediador con Dios y SOLO EL nos libra de la condenación eterna.

Si algo de lo expresado en el sitio te ha ofendido, te ruego me disculpes. Nunca fue esa la intención. Quedo a tus cordiales órdenes. Que Dios te bendiga  y te guarde.

En el amor de Cristo

Daniel Sapia
webmaster


 

De: "REGORH" <xxxxx@vodafone.es>

Para: "'Conoceréis la Verdad '" <conocereislaverdad@ciudad.com.ar>

Asunto: (sin asunto)

Fecha: jueves, 16 de octubre de 2003 9:01

 

He recibido su atenta y mediatad carta, basada en argumentos e ideas que no me conducen a ninguna respuesta a los interrogantes que sobre la iglesia evangelica tengo.

Conforme a los textos sagrados a los que usted hace constante referncia, he de dicirle que también son la base de nuestra fe católica, no sólo la tradición como usted apunta. Como muestra de ello podemos hacer referncia a "El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en Él". ¿Crees que basando tu oración unicamente en los salmos llegas a tener una plena incorporación a Cristo?, pues cumpliendo la sagrada escritura "cada vez que comaís de este pan y bebaís de esta sangre anunciais la muerte del Señor hasta que Él vuelva", dicha precisión fua anunaciada por Cristo en la Ultima Cena. ¿Qué pasa que estó lo omite tu Biblia?

¿No crees que una religión sin madre está un poco huérfana?, la Biblia si mal no recuerdo también habla de ella. Pero en fín no nos pondremos de acuerdo, no es mi intención convencerle de algo en lo que no cree. Y estoy segura que usted a mi tampoco.

Hay muchas cosas que no están escritas pero se sienten en el corazón. Y toda esta conversación comenzó por su crítica a la figura del Papa. Haciendo mención a "no juzgueís y no sereís juzgados" el Papa aún no lo ha hecho contigo, porqué lo haces tú con Él.

Un cordial saludo,
Reme.


 

De: "Conoceréis la Verdad" <conocereislaverdad@ciudad.com.ar>

Para: "REGORH" <xxxxx@vodafone.es>

Asunto: Reflexionando para bendición y edificación en Cristo

Fecha: jueves, 16 de octubre de 2003 22:21

 

Hola Reme, paz de Dios. Muchas gracias por tu tiempo y por tu respuesta. Entiendo lo que me deseas transmitir. Yo he sido católico 32 años y te comprendo. No obstante creo necesario aclarar algunas cosas que dices, que están un poco confusas, o directamente no es así como dices. Permíteme comentarlo brevemente:

 

1. He recibido su atenta y mediatad carta, basada en argumentos e ideas que no me conducen a ninguna respuesta a los interrogantes que sobre la iglesia evangelica tengo.

Ten en cuenta que puede suceder que a causa de la fortaleza de nuestros prejuicios nos sea imposible aceptar argumentos y respuestas que contradigan lo que incuestionablemente deseamos creer. En ese sentido nota algo que considero tremendamente revelador: en mi respuesta previa yo jamás argumenté a favor de la “iglesia evangélica”; sin embargo por tu respuesta veo evidente que tienes una negación hacia cualquier cosa que venga de ella.

 

2. Conforme a los textos sagrados a los que usted hace constante referncia, he de dicirle que también son la base de nuestra fe católica, no sólo la tradición como usted apunta.

Nunca dije que “sólo” la tradición fuera la base de la fe católica.

 

3. Como muestra de ello podemos hacer referncia a "El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en Él". ¿Crees que basando tu oración unicamente en los salmos llegas a tener una plena incorporación a Cristo?, pues cumpliendo la sagrada escritura "cada vez que comaís de este pan y bebaís de esta sangre anunciais la muerte del Señor hasta que Él vuelva", dicha precisión fua anunaciada por Cristo en la Ultima Cena. ¿Qué pasa que estó lo omite tu Biblia?

Bueno, varias cosas aquí:


a)
Las palabras de Jesús en Juan capítulo 6 tienen sentido figurado, en respuesta al planteo hecho por los judíos al principio de la conversación que resulta en la frase que citas. Lo judíos hicieron referencia a la señal que Dios les había dado a sus padres haciendo “descender maná del cielo” (Juan 6:31). Nota como COMIENZA el discurso de Jesús, y trata de discernir el sentido de Sus palabras:

“Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios? Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado. Le dijeron entonces: ¿Qué señal, pues, haces tú, para que veamos, y te creamos? ¿Qué obra haces? Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: Pan del cielo les dio a comer. Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo. Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo. Le dijeron: Señor, danos siempre este pan. Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.” (Juan 6:28-35)

Nota que en el versículo 35 dice: “EL QUE A MI VIENE (no el que me “come”) nunca tendrá hambre, y el que EN MI CREE (no el que “bebe” literalmente  mi sangre) no tendrá sed jamás...”

Además, nota el sentido FIGURADO, porque dice “no tendrán hambre ni sed jamás..” Obviamente no habla de hambre y sed físicos sino ESPIRITUAL, porque imagino que tu, luego de tomar la Hostia, has vuelto a tener hambre y has vuelto a comer y beber ¿no es así? Y si en este caso sin ninguna duda el hambre es ESPIRITUAL, pues también habla de comerle de manera ESPIRITUAL (a través de su fe en Él, como bien dice “el que a mi viene y el que en mi cree..” del versículo 35.)


b)
La plena incorporación de Cristo la vivimos por gracia, por medio de la fe.. no por obras (Efesios 2:8-9), afirmándonos Y retroalimentándola en santidad con la oración, la lectura de la Palabra y la comunión con nuestros hermanos.


c)
La Escritura no dice “"cada vez que comais de este pan y bebais de esta sangre anunciais la muerte del Señor hasta que Él vuelva"., sino que dice “bebáis esta copa” (1 Corintios 11:26). Y nota que el apóstol Pablo habla de comer “pan” y beber la copa, ambos símbolos del cuerpo del Señor “partido” en la cruz, obra vicaria y de eficacia redentora para toda aquél que en Él cree, como perfecto Cordero de Dios que pagó por nuestros pecados, haciéndonos aceptos (Justificados) ante el Padre.


d)
Y esto mi Biblia no lo omite.

 

4. ¿No crees que una religión sin madre está un poco huérfana?, la Biblia si mal no recuerdo también habla de ella.

La religión no salva. Sólo una RELACION con Cristo salva. En esa línea, la “religión” para nada aprovecha. Al contrario, puede hacer suponer que somos algo que realmente NO SOMOS.

Por otro lado, la necesidad de una “maternidad” no es una idea que venga expresada en la Biblia.

 

5. Pero en fín no nos pondremos de acuerdo, no es mi intención convencerle de algo en lo que no cree. Y estoy segura que usted a mi tampoco.

Claro. Solo propongo argumentos para reflexionar en la verdadera vida en Cristo. Como discípulo Suyo hago mi trabajo. Cada cual es libre de aceptarlo, considerarlo o rechazarlo. El convencimiento posterior lo dará Dios, conforme a Sus soberanos designios.

Eso sí, quienes lo rechacen no podrán decir que no lo sabían..

 

6. Hay muchas cosas que no están escritas pero se sienten en el corazón.

De eso no caben dudas. Como tampoco caben dudas que no podemos suponer que estos sentimientos son correctos simplemente por sentirlos en el corazón. El Hinduista, el Musulmán y el Judío también sienten cosas en el corazón. Sin embargo la Palabra de Dios dice que existe UN SOLO Camino hacia el Padre: Jesucristo (Juan 14:6), y sin embargo el propio Catecismo Católico enseña que podemos ser salvos aún SIN CONOCER el Evangelio de Cristo (CATIC 1260)

 

7. Y toda esta conversación comenzó por su crítica a la figura del Papa. Haciendo mención a "no juzgueís y no sereís juzgados" el Papa aún no lo ha hecho contigo, porqué lo haces tú con Él.

Estimada Reme, ni he juzgado al Papa, ni el Papa tiene autoridad para juzgarme a mi. Mi juez es Dios. Y a lo sumo, con la Palabra de Dios en la mano (la Biblia), no he sido yo quien le ha juzgado, sino Aquél UNICO que tiene poder y autoridad para condenar.

La Iglesia Católica y su Curia no desea que pienses, sólo que le obedezcas (CATIC 88). RECAPACITA, tal vez algún día te arrepientas de no haberlo hecho. Mientras tengas vida estás a tiempo.

Es probable que por esto que dije te enojes conmigo. Si así sucedió te ruego me disculpes. No obstante feliz pago el precio si de alguna manera sirve para que puedas comprender que NINGUNA religión salva: SOLO JESUCRISTO SALVA.

Esto no te lo comparto ni en resentimiento ni en odio, sino en amor. Porque lo que de gracia he recibido, de gracia lo doy.

Retribuyo tu cordial saludo, anhelando poder haberte servido de bendición y edificación en Cristo.

 

Dios te bendiga y te guarde

Daniel Sapia
webmaster

 

ÍNDICE "Nos Escriben..."

Daniel Sapia - "Conoceréis la Verdad"

Apologética Cristiana - ® desde Junio 2000

www.conocereislaverdad.org