Nos escriben ...

Estudiante - Laico Iglesia Católica de Chile

 

De: "Lalo Díaz" <xxxxxxx@yahoo.es>

Para: <webmaster@conocereislaverdad.com>

Asunto: opinión del sitio y la labor de este en mi fe cristiana

Fecha: miércoles, 29 de diciembre de 2004 9:53 PM

Soy un católico profeso en mi fe. He cumplido con cada uno de los sacramentos que manda la Iglesia a sus fieles. Y a cada paso que doy en ella (la Iglesia Catolica Apostolica Romana), más me doy cuenta de los errores que ella tiene en varios aspectos de su fe. Me doy además cuenta que está formada por todos nosotros los católicos, y que por eso, es imperfecta y pecadora... Imperfecta porque somos imperfectos, y pecadora porque somos pecadores y ella misma comete pecados graves todavía, por ejemplo:

1. Hacer poseedor de la verdad absoluta al Papa, quien no es más que el sucesor de Pedro en la tierra, y nada más.

2. Creer que la Vírgen María es Venerable, o sea, respetable por ser la madre de Cristo y la elegida por Dios para ello, y no hacerle saber al pueblo en su totalidad que es eso, nada más, no es objeto de adoración ni de veneración... no veo la línea que las separa...

3. Hacer creer que los santos son intercesores ante Dios?, pues no lo creo, ni la Tradición de la Iglesia ni La Biblia enseñan eso. Pues a saber, creo que es una artimaña más, no del Papa, sino del colegio ese de cardenales que lo rodea, que creo todavia no se limpia de los vicios heredados del Imperio Romano y la Inquisición.

4. El perdón claro está, hay que aceptarlo. Y con justa razón hay que agachar la cabeza también.

5. También hay que reconocer los errores cometidos y enmendarlos.

Pero además, si bien no me siento contento con mi Iglesia y parte de la fe que ella confiesa, si tengo la voluntad de seguir en ella, pues para eso es uno, para eso uno pide ayuda al Espíritu, o me rebatiran acaso conque "lo que dice la Iglesia no sale en las Escrituras"?. Pedro que yo sepa se apoyaba en la doctrina de Jesús y acató siempre lo que decia. Y cuando Él no estubo ya, creo que Pedro y los otros apostoles le pidieron ayuda al Espíritu, entopnces, yo, como parte de la Iglesia ¿Puedo tambien pedirle iluminación a Dios?, y si yo lo puedo hacer, no lo podrá hacer el Papa tambien.

Rogando para que las publicaciones que haga más adelante recalquen también la valiosa ayuda del Padre Santo, Nuestro Dios Único, en lo que la Iglesia decide profesar,

Se despide afectuosamente y esperando que sea publicada

Eduardo A. Diaz Cataldo

Estudiante - Laico Iglesia Catolica de Chile


 

De: "Conoceréis la Verdad" <webmaster@conocereislaverdad.com>

Para: "Lalo Díaz" <xxxxxxx@yahoo.es>

Asunto: Re: opinión del sitio y la labor de este en mi fe cristiana

Fecha: jueves, 27 de enero de 2005 21:20

Estimado Eduardo, paz de Dios en tu vida. Agradezco tu voluntad de escribirme, anhelando que tus cosas estén bajo la sombra del Altísimo.

Primeramente te pido disculpas por el atraso en mi respuesta. He regresado de vacaciones en familia, y además de la tarea regular, mi casilla de correo estaba saturada de mensajes, los cuales respondo en la medida de mi tiempo disponible..

Valoro particularmente el que me compartas tu testimonio de vida. Ya con sólo leer el comienzo de tu carta, veo que tus vivencias y puntos de vista se asemejan mucho a lo que yo pensaba y sentía en algún momento en mis 32 años de pertenencia a la fe Católica Romana.

1. Soy un católico profeso en mi fe. He cumplido con cada uno de los sacramentos que manda la Iglesia a sus fieles. Y a cada paso que doy en ella (la Iglesia Catolica Apostolica Romana), más me doy cuenta de los errores que ella tiene en varios aspectos de su fe.

Es muy valiente esto que reconoces. Y aunque parezca una exageración esto que digo, lo cierto es que muchos prefieren callarlo, o lo que es peor, ignorar esa realidad. Incluso lo trascendente de tu comentario, el cual no habla meramente de errores de costumbres, liturgias o actitudes, sino “en varios aspectos DE SU FE”. Enhorabuena.

2. Me doy además cuenta que está formada por todos nosotros los católicos, y que por eso, es imperfecta y pecadora... Imperfecta porque somos imperfectos, y pecadora porque somos pecadores y ella misma comete pecados graves todavía,

El católico entiende que su Institución Iglesia Católica Apostólica Romana es la Iglesia de Cristo. Esto es totalmente comprensible y lógico, pues así se lo enseñaron. Pero está en un error. La Iglesia de Cristo trasciende TODO nombre y/o denominación que el hombre le haya querido dar. La Iglesia (cuerpo) de Cristo está formada por todas las personas espiritualmente redimidas por gracia, por medio de la fe en Cristo (Efesios 2:8), hechos hijos de Dios por haber recibido a Su Cordero, y no por voluntad de hombre, o participación de un rito, o herencia (Juan 1:11-13).

La Institución Iglesia Católica Apostólica Romana podrá reconocerse como desee, incluso “imperfecta y pecadora”, o hasta “ramera-prostituta” como algunos han dicho (casta-meretrix). Pero estos motes no aplican a la Iglesia (Cuerpo) de Cristo, como “recipiente” (si vale el término) de los redimidos por gracia de Dios, pues por más que la Iglesia de Cristo (también) esté formada por personas imperfectas y pecadoras, la Iglesia NO ES ni imperfecta ni pecadora, por el hecho de que sus componentes lo sean. Es como decir que “una Universidad es ignorante porque las personas que van allí tienen falta de conocimientos”. Con lo cual, lo de “santa y pecadora” no es más que una frase hecha para justificar miserias propias utilizando similitudes erróneas y aplicándole argumentos improcedentes, ajenos a la Palabra de Dios. Como está escrito: Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.” (Efesios 5:25-27)

3. ella misma comete pecados graves todavía, por ejemplo:

- Hacer poseedor de la verdad absoluta al Papa, quien no es más que el sucesor de Pedro en la tierra, y nada más.

Justamente la Iglesia Católica acepta la Infalibilidad del Romano Pontífice precisamente porque cree que el mismo Pedro fue investido de la susodicha infalibilidad.. o al menos es uno de los argumentos que los interesados enarbolan para sustentar tremenda prerrogativa. Lo cierto es que el Papa católico ni es infalible, ni es el sucesor del apóstol Pedro (ni Pedro fue “primer Papa”).

4. Creer que la Vírgen María es Venerable, o sea, respetable por ser la madre de Cristo y la elegida por Dios para ello, y no hacerle saber al pueblo en su totalidad que es eso, nada más, no es objeto de adoración ni de veneración... no veo la línea que las separa...

Totalmente de acuerdo.

5. - Hacer creer que los santos son intercesores ante Dios?, pues no lo creo, ni la Tradición de la Iglesia ni La Biblia enseñan eso. Pues a saber, creo que es una artimaña más, no del Papa, sino del colegio ese de cardenales que lo rodea, que creo todavia no se limpia de los vicios heredados del Imperio Romano y la Inquisición.

También de acuerdo, aunque sin quitarle la plena responsabilidad que al Papa le cabe como líder de la Iglesia Católica Romana. Es más... de hecho, el Papa es la FIGURA PRINCIPAL que podría actuar para cambiar en la Institución que dirige los “vicios heredados del Imperio Romano y la Inquisición”. Algunos lo han intentado, como por ejemplo Albino Luciani (Juan Pablo I), del cual sabemos como terminó su breve pontificado de 33 días...

6. - El perdón claro está, hay que aceptarlo. Y con justa razón hay que agachar la cabeza también. - También hay que reconocer los errores cometidos y enmendarlos.

No comprendí el sentido de esto. No obstante es cierto que el perdón debe ser aceptado (sin necesidad de agachar ninguna cabeza, al contrario), y que los errores propios hay que reconocerlos y enmendarlos.

7. Pero además, si bien no me siento contento con mi Iglesia y parte de la fe que ella confiesa, si tengo la voluntad de seguir en ella,

Lo cierto, estimado Eduardo, es que aunque no te sientas contento con partes de la fe que tu Iglesia confiesa, debes aceptarlas igualmente, creyéndolas y profesándolas de manera obligatoria, en sumisa subordinación (CIC N°88, CDC N°209, 212, 218)) si es que deseas seguir perteneciendo a ella. Porque de lo contrario, o sea, dudando pertinazmente de la fe que ella ha definido como obligatoria, te conviertes automáticamente en hereje (CIC N°2089), con las penales consecuencias eclesiales que ello significa (excomunión).

8. si tengo la voluntad de seguir en ella, pues para eso es uno, para eso uno pide ayuda al Espíritu,

No se pide ayuda al Espíritu Santo para permanecer (a veces inconscientemente) en tal o cual Institución religiosa, sino –entre otras cosas- para encontrar el Camino correcto que nos lleve a Dios, pidiéndole asistencia para poder discernir entre Su Palabra y los falsos evangelios que ya desde la época apostólica se advirtió que serían enseñados (Gálatas 1:8-9)

No es cuestión de pedirle al Espíritu que “nos ayude a hacer NUESTRA voluntad” (permanecer en “x” iglesia) sino en que nos ayude a OBEDECER LA SUYA, la cual podría ser, incluso, que termine llevándonos a algún lugar impensado en otros tiempos.

9. o me rebatiran acaso conque "lo que dice la Iglesia no sale en las Escrituras"?.

Muchas de las cosas que son base de fe de la Iglesia Católica no forman parte de la Escritura, sino de lo que denominan Tradición apostólica (incomprobable, por cierto).

10. Pedro que yo sepa se apoyaba en la doctrina de Jesús y acató siempre lo que decia. Y cuando Él no estubo ya, creo que Pedro y los otros apostoles le pidieron ayuda al Espíritu, entopnces, yo, como parte de la Iglesia ¿Puedo tambien pedirle iluminación a Dios?,

Por supuesto que si, pero sin condicionarlo. Sabio es pedirle que el Espíritu haga SU Voluntad, no la nuestra. Dios iluminará al corazón. Esa es la primera mitad. La otra mitad es que ese corazón le obedezca. Sin ir más lejos, yo no creo que sea meramente una casualidad el que se haya entablado nuestro intercambio. Dios tiene muchas maneras de hablarnos.

11. y si yo lo puedo hacer, no lo podrá hacer el Papa tambien.

Por supuesto que si. La Escritura dice que Dios quiere que todos se salven y vengan al conocimiento de la verdad.. (1 Timoteo 2:4)

12. Rogando para que las publicaciones que haga más adelante recalquen también la valiosa ayuda del Padre Santo, Nuestro Dios Único, en lo que la Iglesia decide profesar,

Si hablamos de la Iglesia de Cristo, sin duda la gracia, misericordia y luz de Dios se encuentran sobre ella.

13. Se despide afectuosamente y esperando que sea publicada

Estimado Eduardo, con gusto, en la medida del tiempo disponible, publicaré tu amable carta.

Por lo demás, agradezco el tienmpo que has dedicado a leer el material que comparto en Internet. Más allá de mis humanas imperfecciones, verás en las páginas del sitio que yo no pretendo cambiar a la gente de Iglesia, sino que conozcan qué dice Dios a través de Su Palabra y que dicen los hombres, sobre los cuales muchas veces depositamos nuestras esperanzas eternas (con el riesgo que esto último conlleva)..

Si consideras que en algo puedo serte útil, no dudes en escribirme.
Quedo a tus fraternales órdenes.
Dios te bendiga y te guarde en todos tus caminos.
En el amor de Cristo

Daniel Sapia
webmaster

ÍNDICE "Nos Escriben..."

Daniel Sapia - "Conoceréis la Verdad"

Apologética Cristiana - ® desde Junio 2000

www.conocereislaverdad.org